Domingos de feria

by Ariel Caravaggio

/
  • Streaming + Download

    Includes high-quality download in MP3, FLAC and more. Paying supporters also get unlimited streaming via the free Bandcamp app.

      name your price

     

1.
02:48
2.
05:46
3.
4.
5.
6.
7.
8.
9.
10.
05:24

about

Es domingo y uno puede llevar el mate, pasear de la mano o solo, disfrutar de un espectáculo para el que no se venden entradas. Una película sin guión, un negocio que no requiere intercambio de dinero. La feria hace tangible el pasado. Los objetos son recuerdos, historias, protagonistas, emociones, viento y sal. Como las canciones, la feria nos traslada a una dimensión imaginaria. Cristaliza un mundo nuevo, que mañana lunes se desarmará con los puestos para seguir el camino de los artesanos, los artistas, los embusteros, las gitanas y el presente.

credits

released October 11, 2014

Camino, luz y combustible: Mirta Noemí González

Producción, mezcla y masterización: Norman McLoughlin en Estudio Dactari

Voz, guitarras y armónica: Ariel Caravaggio
Batería: Gama
Bajo: Bernardo Criscuolo
Saxo: Edgardo Segovia
Cajón peruano, bombo legüero y percusión: Hugo Sosa
Teclados: Norman McLoughlin
Coros: Agustina Scelzi
Primera guitarra en Reloj de sal, Amuleto invisible y Estatuas de sal: Gastón Yllanes
Ukelele en Bufones y princesas: Paly Camilli

Diseño: Bernardo Criscuolo
Fotos: Majo Rodriguez Villarroel

tags

license

all rights reserved

about

minima Buenos Aires, Argentina

Sello discográfico independiente.

contact / help

Contact minima

Streaming and
Download help

Track Name: Los puestos
Feriados en abril,
otoño bajo el sol
buen tiempo para mudar otra piel

Hay fotos de neón,
inciensos de cristal,
tambores que armonizan en tu voz

Te compran los recuerdos,
hay cuadros en el puerto
y lámparas de lava de un volcán

Te regalan conciertos
y besos que, en el tiempo,
se van con las agujas de tejer

Lo que hoy es domingo
mañana es ayer
Lo que era promesa
cotiza en papel
y en los puestos nada queda
Track Name: Reloj de sal
El sol me apunta en la sien
soy muy joven para morir
mi cama espera en el lugar
donde los sueños hacen que
no me sienta tan solo.

Ya confirmé que no había dios
y si existía se mudó,
ya dejé de creer en vos
y desperté del sueño que
soñé acompañado.

Con los amigos que rifé
pedimos otra y al diván.
El sol nos acribillará,
esto no puede ser peor
que pagarle a un terapeuta.

De acá nos vamos a seguir
brindando en otro funeral,
la casa es chica pero hay
guitarras guardadas en el baúl
donde también está el muerto.

Todas las cosas que no tienen remedio,
todas las curas que no tienen enfermo,
todas las noches que me falta consuelo,
toda la gente que patea a los perros

Toda la mugre que no sale con agua,
todas las cartas, terminar en el mazo,
todas las flores que te hubiera plantado,
todas las balas que nunca me mataron.

La tarde cae en el jardín
a los amigos los dejé
mirando en el reloj de sal
y la tortuga va a correr
otra carrera con la liebre.

El sol me apunta en la sien
soy muy joven para morir
mi cama espera en el lugar
donde los sueños hacen que
no me sienta tan solo.
Track Name: Bufones y princesas
La lluvia pedía permiso,
pero tu granizo no se hizo esperar
Una pareja discutía
el mismo bufon, con otra princesa

La plaza subió las expensas
y aquella paloma se mandó a mudar
La luz cayó de una ventana
y desde la cama no la pude ayudar

El tiempo cura las heridas,
pero la vida les pone pimienta y sal
Los trenes no chocan a horario,
tu barco no dijo que iba a naufragar

¿Y ahora quién lame mi espina?
¿Mañana quién se rendirá ante tu miel?
Después del concierto en el coche,
nadie preguntaba si desafiné.
Una vez que aflore el olvido
la rabia vendrá, muerta en un papel

Hay días en que los fantasmas
le pierden el miedo a la luz del sol,
hay sueños que viven despiertos
hasta que conocen el fondo del mar

Los trabajadores de noche
reviven la sombra de la otra ciudad.
Los camiones de la basura,
una dictadura, misma humanidad

¿Y ahora quién lame mi espina?
¿Mañana quién se rendirá ante tu miel?
Después del concierto en el coche,
nadie comentaba si desafiné.
Una vez que aflore el olvido
la rabia vendrá, muerta en un papel
Track Name: Especias de la India
Fueron de compras a la feria
sacaron fotos de su amor
ella era seria en la ventana
y a carcajadas la arregló
el prefirió tapar las nubes con el sol
y ella ancló en su corazón

Se emborracharon de sonrisas
no había prisa en la estación
pero corrieron de la mano
con los cordones desatados
se tropezaron, se soltaron y él cayó
hoy suena blues en el balcón

Si los mafiosos no perdonan,
si las canciones no enamoran
su mundo gira un poco menos cada vez
el mundo gira para atrás

Él trajo especias de la India
y ella saló su cicatriz
le rezaban a dinosaurios
y vieron extinguirse a dios
la despedida, duró tanto que al final
él se olvidó de decir chau

Si los aviones no aterrizan,
si la cornisa no se asoma
su mundo gira un poco menos cada vez
el mundo gira para atrás
Track Name: La maldición de una gitana
Yo puedo ser el sol
que falta en este invierno a tu ventana,
ser el mar en el que flotan
versos de Alfonsina y a veces Poseidón.

Puedo escribirte hasta la tendinitis,
seguir por la mañana,
charlar con un amigo
sobre dios y el amor,
prender la estufa adentro, quedarme en el balcón

Nombrar al perro Judas, pasearlo
con María Magdalena,
ahogar la pena en vino, despedirme otra vez,
volver cuando esté fresco a decirte
“acá estoy, con vos”.

Puedo ser esencial, mostrarte lo invisible a los ojos
y naufragar en barcos de papel cuando me enojo,
pero no puedo sin vos.
Puedo soñar cambiar el mundo con una guitarra,
correr las nubes sólo con un estornudo,
pero no puedo sin vos

Puedo hacerte llorar, reír, bailar
y a veces consolarte,
ser tu bola de cristal, tu amigo
o tu amante y a veces Napoleón

bancar la maldición de una gitana,
los cantos de sirena,
un capricho de nena,
la espina de una flor,
un otoño dorado, otro verano gris,

Pelear con la injusticia,
resignarme con el capitalismo,
dar el asiento, recordar los versos que te escribo,
volver cuando esté cuerdo a decirte
“acá estoy, con vos”.
Track Name: La caja musical
Lo obligan a ser libre
aunque él prefiere seguir en prisión
Tiene ganas de irse,
después de quedarse a ver el Mundial

Lo traen a la puerta,
lo llevan a la huelga nacional.
Lo tiran y lo empujan
y llaman a Moisés a separar las aguas de

El mar rojo y azul,
el malo y el peor,
la culpa de los dos,
el diario o la verdad,
el miedo o el error,
la cama o el alcohol.
Discursos o canción
de tempestad

Lo traen de la oreja
le cerraron la caja musical
Le cantan las cuarenta,
le inscriben la sirvienta en el ANSES

Lo ponen de rodillas,
le venden una silla eléctrica
Se asoma a la persiana
creyendo que va a ver amanecer el cielo tras

El mar rojo y azul,
el malo y el peor,
la culpa de los dos,
el diario o la verdad,
el miedo o el error,
la cama o el alcohol.
Discursos o canción
de tempestad

Lo besan en la boca,
lo pinchan en la médula espinal
Le tocan la conciencia,
la religión, la ciencia y el amor

Lo acuestan en la cama,
lo arrullan y lo abrazan al dormir
Después lo decepcionan,
después lo arrinconan contra el mar
el mar rojo y azul
Track Name: Amuleto invisible
Tengo un asiento vacío,
un balcón sin alquilar,
una manzana podrida,
un vino sin destapar.

Tengo un sueño repetido,
vecinos por conocer,
un verano contenido
en el fondo de tu piel

Y dame el aguijón también,
cuando uno quiere no es todo miel,
hay flores en el andén,
payasos de circo que
van a dejar la razón
dentro de la boca del león.

Tengo un reloj derretido
y la canción que escribí,
un amuleto invisible
que en tu ventana escondí.

Y quiero donarte mi fe,
el mundo ya es muy cruel sin valor.
Pienso prenderte otro sol
Cuando se apague tu Dios,
y no salgas de vos,
de lo que tira para atrás
Track Name: Mapas de un fugitivo
No pienso dormirme en los laureles
ni pasar el invierno en el cuartel,
no pienso pagar más alquileres
de esta dimensión ya me borré

Pienso dormirme con los laureles
y en verano eterno caminar,
alquilar al cielo en temporada
y pasar sin miedo a otro portal

No pienso correr más al reloj
que la vida pase por delante, por debajo o por detrás
en el sol encuentro mi tiempo
y el hogar en la profundidad de otro mar

No me busquen porque voy a estar bien
no llamaré para decir adiós.
Voy a liberar a los rehenes
y abrazar tu lado del colchón

Esto no es una canción de amores,
es un beso de la libertad
ya perdí mil barcos de papeles
creo que es hora de naufragar
Track Name: Estatuas de sal
Dejó todo lo que tuvo que dejar
Cambió el tango por la lluvia al final
Y en aquella despedida no fue mía
Pero casi se le olvida esa idea de escapar

Se miraba en los espejos al pasar,
Pareciera que aún la veo caminar
Con un libro abrazado contra el pecho,
con los ojos en el techo y la risa en mi canción

No va a ser tan fácil enfriar al sol
no hay más de un futuro aunque te desvíes
Ya perdí el respeto por la realidad,
me cansó el acecho a la soledad
Y si no la vuelvo a ver en el pueblo
la voy a tachar de mi lista de
estatuas de sal

Rompió todo en seis minutos y se fue
ella no quiso mirar la sangre en pie.
En mi puño como siempre el vuelo aquel
que le deja a mi canción granos de fe

El otoño no golpea para entrar
los aviones me hicieron un pagadiós.
“Prefiero dejarlo todo como estaba”,
me dijo y se la llevaban para la hora del té
Track Name: La mochila
No hace falta que diga todo lo que haría
no hace falta que te escriba otra canción,
no hace falta pero te recuerdo, mi vida,
que tu vaso está helado en el congelador

No hace falta la noche para ver el día
pero a veces, al tiempo, le sobra dolor

Me llevé tu perfume al Viejo Continente,
y a tu frente mi mano cuando oscureció.
No hay tristeza peor que el temor al pasado,
hace falta una estrella fugaz para mi deseo

Te voy a seguir al sol
si hace falta, puedo escalar tu pelo,
Te voy a cantar, mi amor,
hasta perder el aliento,
hasta viajar en el tiempo.

La injusticia sobra en la tierra prometida,
de tu mano me animo a hacerla mejor.
No hace falta que viaje al principio del mundo,
pero haría la mochila y me iría con vos.

No hace falta que te deje la luz prendida,
aunque tenga terror, los fantasmas se van al cielo

Caminé sin destino, perdí mi rumbo,
hacía falta que te escriba otra canción.
No hace falta pero te recuerdo, mi vida,
que tu vaso está helado en el congelador